RIVER OMELET

INDIE FOLK

Redes sociales

River Omelet son sinónimo de tres voces cantando en armonía y una sonoridad guiada por instrumentos orgánicos.

River Omelet es el proyecto de indie-folk de Gina Woods, Elisenda Haddock y Lluís de Puig, que nace en Barcelona en 2020. A pesar de las dificultades del año, publicaron su primer trabajo que presentaron en varios escenarios emblemáticos de Barcelona, ​​como el Castell de Montjuïc, la Sala Apolo o la Sala Tradicionarius de Gràcia.

Su tema más popular, Wild Darts, suma más 275.000 reproducciones en Spotify.

Los temas de su primer álbum ‘Come in, you’ll see the flat’ son la banda sonora de cualquiera que sueñe con escapar de la realidad durante unos minutos. El trío barcelonés de indie-folk propone canciones donde las historias del día a día se hacen protagonistas siempre desde un prisma fantástico. Su escucha permite viajar a parajes muy lejanos sin dejar de empatizar. 

En 2021 dejaron claro que son capaces de generar un nuevo imaginario de cada canción. Sus singles dejan al descubierto diferentes facetas representativas de River Omelet: sensibilidad, fuerza y diversión. A un año de su primer lanzamiento, publicaron ‘A waste of time’ y ‘Closer’, dos temas muy honestos y llenos de emotividad.

El pasado verano dejaron atrás cualquier prejuicio con ‘Come with me tonight’, su tema más pop hasta el momento sin dejar de lado la firma personal de la casa: tres voces melódicas  y una frescura inconfundible. 

Para su lanzamiento finales del pasado año, la banda planteó la siguiente pregunta: Si quien puede salvar el mundo no lo hace, ¿quién lo hará?.

En ‘If Lord saves the Queen’, señalan sin miedo a los responsables reales de la crisis global que se está viviendo hoy en día y ridiculizan a todo aquel que se cree Dios en la tierra por el hecho de tener poder o dinero. Con paso firme reivindican que el mundo que habitamos es de todos por igual e incita a tomar las riendas.

Melodía épica, percusiones y juegos de voces llenos de fuerza redondean el significado de la canción y le dan un carácter único. Su escucha incita a no rendirse, a hacer memoria y a luchar por un mundo mejor desde una postura muy clara: empoderarse frente al poder.

Su esencia viaja desde el folk más crudo a la más pura fantasía medieval. Como si se tratase de una banda sonora, en tres minutos genera un imaginario único, y a su vez nos invita a tocar con los pies en el suelo más que nunca.

En plena primavera de 2022, River Omelet nos sorprenden con una canción pegadiza y llena de emoción, tanto por su letra, como por su energía y carga emocional. “Spring, goodbye” es la crónica de una historia de amor primaveral, donde la capacidad de amar inocentemente se hace protagonista. La canción habla sobre el inicio de una relación. Aparentemente es un tema alegre y distendido, pero si reparas a escucharla un par de veces más, descubrirás un tono melancólico que anuncia un final dolorosamente esperanzador.

La voz principal, suave y contenida, contrasta con unos coros gritados a todo pulmón durante los estribillos. Todo su imaginario gira en torno a la dualidad de ‘inicio y final’, ‘alegría y tristeza’, ‘debilidad y fortaleza’. La nueva sonoridad de los de Barcelona, nos recuerda a grupos como Beirut o Billie the Vision & the Dancers. Instrumentos tradicionales de cuerda, vientos con reminiscencias al folklore balcánico y sus características armonías vocales, son las protagonistas de esta canción, que seguro que no dejará de sonar esta primavera.

En septiembre regresan por todo lo alto con «White rabbit», un chupito de 1’40» con sabor a swing: aparentemente inofensivo, pero quema al escucharlo. Este nuevo tema representa una pelea dentro de una relación tóxica. Las cosas nunca se hablan con asertividad y parece que siempre gana el que más grita. Es entonces cuando hace falta recordarse a uno mismo que irse de allí es la única forma de ganar y perseguir tu suerte.

Esta autoproducción de los de Barcelona da un giro a su instrumentación folk, para conseguir una canción enérgica y muy bailable, sin perder su esencia. A base de violín tocado con púa, un gran protagonismo de la percusión más salvaje con palmas, chasquidos, baterías tribales y su incansable bombo, sus tres voces brillan en armonía juntamente con instrumentos de cuerda y viento, que se confunden entre sí a medida que avanza el tema.

«White rabbit» suena a grupos como The Dead South, Ramon Mirabet en sus inicios o Paolo Nutini en su faceta más swing. Es una canción muy corta pero llena de mensaje y evolución. Imposible no tenerla en repeat.

 

ÚLTIMO LANZAMIENTO

White Rabbit

En palabras de la banda esta pieza es un chupito de 1'40'' con sabor a swing: aparentemente inofensivo, pero quema al escucharlo. Esta autoproducción da un giro a su instrumentación folk, para conseguir una canción enérgica y muy bailable, sin perder su esencia.

Escúchalo

Nuestras playlists

Incluye a RIVER OMELET

Síguenos en Spotify