Principales consultas legales a tener en cuenta 

Tipos de contrato sector musical

Actualmente existen tantos contratos dentro de la industria musical que puede ser fácil caer en un error. A continuación comentaremos los más comunes y hablaremos sobre las licencias y registros más relevantes.

Antes de empezar, recuerda que siempre debes saber lo que estás firmando. Nunca debes cerrar ningún trato sin consultar previamente a un abogado. Por lo contrario, si firmas sin estar seguro de que implican ciertas cláusulas podrías generar problemas a largo plazo.

Música grabada y composición

  • Contrato Discográfico

Antes de redactar el contrato, será imprescindible realizar un acuerdo previo con los elementos claves de la negociación. Estos son la duración del contrato, el número de discos, las estrategias de promoción, los porcentajes económicos, entre otros.
En cuanto a partes del contrato, por un lado estará el músico o banda y por la otra el productor fonográfico o sello discográfico.
El objeto del contrato discográfico es la cesión en exclusiva, por parte del artista o grupo, de sus derechos reconocidos por la Ley de Propiedad Intelectual. El artista autoriza al productor la fijación de sus actuaciones y cede sus derechos de reproducción, comunicación pública y distribución.
La remuneración de los músicos suele basarse en un porcentaje sobre los ingresos obtenidos.
Es importante indicar las modalidades de explotación de los discos o grabaciones. Lo habitual es establecer las más típicas en la industria discográfica, cómo los canales online, descargas y streaming.
Sobre los derechos de imagen y de marca, se suele establecer la autorización del artista o banda para utilizar su marca personal en diferentes acciones. Así pues, el sello podría querer negociar la gestión de los derechos de imagen para quedarse con un porcentaje de los ingresos.
Y finalmente, la duración de los contratos suele ser de entre dos y cinco años. Siempre con un compromiso de grabar un número determinado de discos durante ese tiempo. En el caso de que la banda no está cómoda con el sello, existe la posibilidad de negociar la carta de libertad.

  • Contrato Editorial

Un contrato de edición te da la oportunidad de proteger tus derechos eficazmente y conocer tus obligaciones y las que tienen con tu obra, especialmente si se trata de un contrato de edición de obra literaria o musical.
En el contrato de edición de obra musical, el autor es el que cede al editor el derecho de reproducir, distribuir o comunicar públicamente su obra musical.

Los aspectos a determinar dentro de un contrato de edición son los siguientes:

– La forma de distribución elegida.
– El mínimo y máximo de ejemplares.
– Las fechas en los que se pone en circulación la obra.
– El ámbito territorial donde se expondrá la obra.
– La remuneración del autor y los plazos en que debe entregar su obra.

  • Contrato de Management

El objetivo de este tipo de contratos es establecer la obligación del manager musical de representar al artista ante terceros. Además de otros servicios como la búsqueda de actuaciones, negociar con sellos, ayudar en las decisiones del artista, entre otras. A cambio, el manager musical recibe un porcentaje de los ingresos que consiga generar para el artista.
Normalmente un artista o grupo trabaja en exclusiva con un manager, es decir, no existen varios representantes a la vez. Sin embargo, la exclusividad puede ser universal o estar limitada a un territorio.
La duración será un elemento a negociar, aunque es recomendable establecer períodos cortos que se puedan ir renovando. De esta forma no se fuerza la relación y el contrato puede continuar si las dos partes están de acuerdo.
En cuanto al poder de representación, el manager es el representante del artista o grupo y, como tal, habla y actúa en su nombre. En el caso que el manager firme en nombre del artista, este necesitará un poder notarial para llevarlo a cabo de manera legal.
Recuerda que la relación de management debe basarse en una gran confianza y una cobertura jurídica adecuada. Así que si falla la confianza, será importante que tengas un buen contrato de management musical.

  • Contrato 360º

Este tipo de contrato supone un acuerdo general que incluye un contrato fonográfico, un contrato editorial, un contrato de management y derechos de imagen, digital y otros aspectos importantes para el artista o grupo.

  • Licencia de Sincronización

La sincronización musical consiste en utilizar una obra musical sin modificarla para incluirla en otras obras como pueden ser obras audiovisuales. En  estos casos, el autor tiene un derecho moral a exigir el respeto a la integridad de su obra. Así impedirá cualquier deformación, modificación o alteración.
En caso de que exista una sincronización musical, la canción puede tomar un significado o expresión diferente cuando es yuxtapuesta con ciertas imágenes, mensajes o ideas. Es posible que el autor no quiera que su obra adquiera esas nuevas connotaciones. Por esta misma razón, el autor dispone de su derecho a la integridad, que es irrenunciable e inalienable. Por lo tanto, puede usar para evitar que sus temas se usen en contra de su voluntad.

Descubre las licencias de sincronización.

Contratos para actuar en conciertos y eventos

  • Concierto general

    El contrato de actuación musical o de artistas regula la prestación de servicios artísticos para la realización de espectáculos públicos. Es muy importante definir de manera adecuada todas las condiciones legales y cláusulas. Así te anticiparás a la solución de problemas habituales. Estos pueden ser cancelaciones, facturación, requerimientos técnicos, derechos de imagen…
    El objetivo del contrato es la realización de la actuación musical por parte del artista o banda. El promotor contrata al grupo o al músico para que de un concierto y su desarrollo deberá ajustarse a las condiciones del contrato.

  • Concierto de covers

    En el caso de ser un artista especializado en covers o versiones de canciones, probablemente no hará falta firmar un contrato para actuar en un concierto. Aun así, debes tener claro y por escrito quién va a traer el equipo de sonido, cuánto tiempo se va a actuar, qué tipo de ambiente habrá en el evento y si hay alguna petición específica.

Contratos para actuar en conciertos.

Registro de obras

Las canciones, discos y composiciones musicales son obras objeto de Propiedad Intelectual. Esto significa que su autor dispone de una serie de derechos frente a terceros. El autor o el titular de los derechos sobre las obras deberá protegerlos para evitar usos no autorizados. Uno de los aspectos clave en la protección de tales derechos será el registro de las obras.
En España existe la opción de acudir a tres registros: Registro de la SGAE, Registro General de la Propiedad Intelectual y la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

  • SGAE

    Si queremos asociarnos a la SGAE como autor para encomendarle la gestión colectiva de nuestros derechos de explotación será necesario el registro de las obras en esta entidad, además de tramitar la inscripción como socio.

    Este trámite lo puede realizar tanto el autor de la composición musical como el editor musical y una vez registrada una canción u obra musical en SGAE esta pasa a formar parte del repertorio de la entidad de gestión.

  • Propiedad Intelectual

    En el Registro de Propiedad Intelectual se pueden inscribir todos derechos de autor, los de intérpretes y ejecutantes y los de productores de fonogramas, así como todos los actos posteriores sobre las obras.
    Es recomendable acudir a este registro ya que genera una presunción de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular. La autoría o titularidad se puede probar de cualquier forma admitida en derecho, pero la prueba de este registro tiene algo así como un plus frente a todas las demás.

  • Nombre, marca e imagen

    Esta necesidad surge cuando intuimos que nuestro negocio va a tener cierta relevancia en el mercado en el que se mueve. Por lo que conviene proteger el nombre comercial para que otros no se aprovechen de tu reputación.

    Para poder registrar una marca, debemos dirigirnos a la OEPM y rellenar la información necesaria. Una vez rellenado, la entidad empezará los trámites para revisar y aceptar tu solicitud.

 

Registra tus obras.

 

 

¿Quieres conseguir más conciertos?

Descárgate nuestra app disponible para Android e iOs.
¿Cómo funciona?
¡Te lo explicamos!

Deja una Respuesta

*